Inmersión Faro Cabo San Antonio

 

Justo a las puertas de nuestra reserva marina, famosa esta inmersión en dejarnos con la boca abierta.

Posibilidad alta de corrientes.

Faro Cabo San Antonio

Dentro de la Reserva Marina del Cabo de San Antonio y, tras obtener el necesario permiso de buceo, podemos llevar a cabo esta vistosa inmersión.

Un modo cómodo de realizarla y aprovechando la existencia habitual de cierta corriente en la punta del Cabo de San Antonio, es a la deriva, esto es, los buceadores se lanzan desde la embarcación y, aprovechando la corriente, van a favor de ella hasta el momento de ascender a superficie en que son recogidos por el barquero. De este modo, podemos comenzar la inmersión poco después de girar el Cabo de San Antonio.

Lo primero que llama la atención es la gran cantidad de enormes piedras que, repartidas por todo el fondo, sirven de buen refugio a langostas, morenas y otros habituales de fondos rocosos, piedras que, dispuestas de forma caprichosa, crearán infinitos pasadizos y juegos de luces que también aprovecharán los fotosub. La gorgonia blanca se distribuye a lo largo de todo el recorrido que, en tanto la corriente lo permita, haremos paralelo a la pared, dirección a la punta del cabo, rumbo SE, distanciándonos de la pared en función de la profundidad que queramos conseguir, aunque entre los 12 y 20 mts está lo más interesante. En función del aire disponible podemos llegar incluso a girar la punta del cabo para finalmente ascender indicándolo con la boya DEC al barquero.